Días cargados de emoción.

Dos días.

El día 15 de noviembre, La tentación vive arriba saldrá en formato papel y, no tendrá una edición de lujo, ni se colocará en la mesa de los bestsellers, ni tampoco ocupará un lugar privilegiado en un escaparate, pero para alguien como yo (que nunca aspiré a tanto), saber que estará en el estante de una librería esperando junto a muchos otros, a que alguien lo ojee y se lo lleve a casa, se siente extraño.

Confesaré que todavía no me parece algo real y que cuando lo explico o me preguntan, aún parece que estoy contando un cuento chino. Es como hablar de otro autor, de otro libro. No sé, es raro. Y de verdad que no soy una persona demasiado incrédula, es fácil embaucarme, pero me cuesta asimilar que ha sucedido.
Pero sí, estará, y recorreré en peregrinación las librerías del centro de mi ciudad para verlo. Estoy segura de que lo haré muchas veces. Entraré, lo buscaré y respiraré hondo.



Escritores novatos (como yo) no desesperéis, no tengáis prisa. Si os aplicáis, si os esforzáis, si mimáis vuestro trabajo, sucederá. Igual que ha pasado conmigo.



 
 

Comentarios