Solo respirar.

Hay días como hoy que me concentro en respirar. Solo en respirar.

Solo así consigo desoír todas esas preguntas que me formulo en voz alta y que no tienen respuesta, no al menos una válida para mi. Solo así consigo enmascarar la sensación de vértigo que obliga a todo a girar a mi alrededor. 

Ansiedad.
La que vibra por mi cuerpo como cuando golpeas un diapasón. Esa sensación de perderte en mitad de la nada, de sentir la gravedad que tira de ti hacia el vacío, de caer sin control.

Respirar, solo respirar.
Y esconderte del mundo creando una burbuja de plástico duro y transparente a tu alrededor. Una coraza que minimice los daños que esperas.

Respirar... Solo quiero respirar.


Comentarios

  1. Respira. No habrá daños.
    PD: Me encantan estas entradas.
    PD2: Va a ir genial.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario