Cinco preguntas...

Me veo un tanto obligada a realizar una ficha mía personal como autora. Parece que cada vez la necesito en más sitios: en Amazon, en Goodreads, en un proyecto que en breve verá la luz,  aquí en mi propio blog...
Siempre intento eludir hablar de mí alegando que no hay mucho que contar, pues en esta aventura como autora todo es nuevo, así que apenas tengo currículum que mostrar a los demás.
Hoy una amiga me ha lanzado cinco preguntas para ayudarme y que a modo de esquema me sirvan para redactar unas pocas líneas sobre mí; todo puede ser que de no tener nada que decir, ahora me salgan tres folios...

Primera.  Respecto al cómo y por qué empecé a escribir, me encantaría poder decir que lo hago desde siempre, que me apuntaba a cualquier certamen literario juvenil y que gané premios escolares con ello, pero no. Nunca me planteé hacerlo. De niña era una lectora incansable que se tragaba todo lo que caía en sus manos, pero escribir relatos, cuentos o novelas nunca fue algo que llamase mi atención.

Mi faceta como escritora surge en el 2009, y fue por culpa de alguien que conocí en las redes —a fecha de hoy todavía no le conozco personalmente—, y que debió ver algo en mi forma de expresarme, no lo sé, pero me propuso que escribiera un relato.
Quien me conoce sabe que me van los desafíos, y ese pequeño reto me llevó a convertirme en una especie de Sherezade nocturna que escribía y compartía cada día un pedazo de cuento.

No sé por qué fue en torno a un vampiro (y aquí ya contesto la segunda pregunta: por qué paranormal), simplemente surgió y sin querer me encontré cómoda inventando una trama que tenía a uno de esos seres como protagonista. Nació así la historia entre Markus y Sara, que por aquel entonces tenía poco más de cuarenta páginas. El comienzo fue todo un desafío, pero se quedó aparcado allí, relegado al cajón del olvido.
 
Tres años más tarde, me reencuentro por casualidad con esa persona y juntos recordamos aquellos días de conversaciones hasta las tantas. En esa charla se queda sorprendido al saber que no he seguido escribiendo. Con cierta añoranza decido desempolvar el relato y como quien no quiere la cosa me encuentro corrigiendo y ampliando la historia. Era mayo de 2012.
 
Digamos que fue el azar, o a lo mejor una conjunción de los astros, pero el caso es que por una carambola informática me llegan las bases de un concurso de novela romántica y pienso: «¿por qué no?». Y con más corazón que cabeza me lanzo a transformar ese cuento en un libro de 256 páginas.
 
Llega el 23 de agosto. Hay de tiempo hasta el 31, pero ese día yo llevaba mi manuscrito bajo el brazo a la estafeta de Correos. Ahora lo pienso y me digo: «qué atrevida es la ignorancia...». Evidentemente con el manuscrito no pasó nada, pero conmigo sí. Tras pasar cuatro meses escribiendo sin parar, una vez que entrego el escrito, sigo trabajando y me presento en Navidades con doscientas páginas más, que continúan creciendo y creciendo hasta llegar al verano y acaban por convertirse en tres historias entrelazadas que ocupan algo más de novecientas páginas.

En ese transcurso de tiempo, te vas encontrando a gente que te lee y te anima y empiezas a plantearte algunas cosas, como por ejemplo, publicar, algo que jamás hubiera soñado.
 
En septiembre de ese mismo año envío la historia de Markus y Sara a algunas editoriales y me pongo a dividir el mamotreto en tres novelas completas. Elimino y añado cosas, reescribo principios y finales, y al final compongo tres libros que continúan la historia de Markus.

Compartir tus obras (tercera pregunta) es algo emocionante. Te aterra y te complace, todo a la vez. Mostrar lo que escribes es bastante duro porque te expones a las opiniones de los demás, y aunque puedas pensar que has hecho un trabajo decente, con un par de frases hay quien es capaz de tirar por tierra la labor de meses, y no es un riesgo al que nadie le guste enfrentarse.
Yo acepto las críticas, pero no las malas formas, y me cuesta cerrar la boca cuando veo que se denigra el trabajo de un compañero. Supongo que ahora que escribo, valoro mucho más lo que hacen los escritores.

Respondiendo a la cuarta pregunta, para mí las historias no son algo estudiado y premeditado, no en mi caso. Surge una idea inicial, que puede venir de algo que escuchas por la calle, de un película, de una canción, de un sueño..., y partir de ahí (siempre con una libreta nueva) vas apuntando pequeños detalles que al final definirán la trama. Buscas información, defines la personalidad de tus protagonistas, ves algo que llama tu atención y puede tener cabida, y al final, con todo eso agitado como en una coctelera, empiezas a escribir. Generalmente, en lo que acaba no tiene mucho que ver con el punto de partida, porque en el camino un montón de variantes se suman al argumento y acaban surgiendo nuevas ideas.

Entre mis próximos proyectos (quinta pregunta), decir que seguiré corrigiendo y publicando los libros de la saga y que paralelo a ello tengo una novela contemporánea que está casi terminada. Aún no sé cuál será su destino, si probaré con algún concurso, aunque no tenga mucha fe en ello, o la autopublicaré... Eso aún está por ver, pero ahora mismo me encuentro escribiendo el final y el epílogo, y vamos, que aún queda mucho trabajo con ella y he de releerla y revisarla antes de pasarla a mis lectoras cero. Y el resto ya se verá.
Pues ahí están mis cinco respuestas. Ahora toca compactarlas y darles forma para con ello hacer una pequeña y resumida biografía. Como veis no es demasiado interesante, pero espero que con todo esto me conozcáis un poquito más.

Y... gracias, E, sin ti jamás me hubiera lanzado a esta aventura, y aunque al final no salga nada importante de todo esto, me quedo con lo que me he ido encontrando por el camino.

Gracias.

Comentarios

  1. A la pregunta de por qué escribes... Pues es evidente, ¿no? XD Me ha gustado mucho y sí que es interesante porque tú haces que lo sea, ahora a compactar...

    ResponderEliminar
  2. Si... jajaja de no tener nada que decir a tener que estrujarme los sesos haciendo un resumen... el yin y el yang.
    Gracias Marisa.

    ResponderEliminar
  3. Ves? Es interesante! la gente quiere saber más sobre ti! ;)

    ResponderEliminar
  4. Qué entrada más bonita...e interesante, me ha encantado !! Sabes que desde ya me tienen en la lista de las personas que quieren disfrutar de tu saga al completo, así que estaré muy, muy atenta...
    A ver si me pongo al día con vuestros blogs, eso de desconectar tanto tiempo tiene sus inconvenientes, jaja !
    Besos !

    ResponderEliminar

Publicar un comentario