3,2,1... 10

Los primeros 10 días...

... han pasado casi sin darme cuenta.

A nivel personal desconozco cómo será publicar con una editorial y visto el panorama, es muy probable que nunca lo sepa.
Es un privilegio reservado a unos pocos.
Aunque imagino que el torbellino de sensaciones que se te instala en el estómago debe ser muy parecido.

El día "D" todo son nervios y ante todo, lo que más te angustia es mostrar tu trabajo en público. Quién diga que el "qué dirán" no le afecta en absoluto: Miente.
Porque puede que los haya seguros de que lo que están enseñando es bueno pero... ¿Gustará? ¿Cuando salga del cobijo que proporcionan familia y amigos tendrá la misma acogida?

Tus dudas no vienen porque pienses que los que están a tu lado te engañan y tranquilizan animándote a seguir simplemente porque te quieren. No es eso. Pero los comentarios que vienen de fuera te llenan de un valor doble porque quien te lo da no tiene el compromiso de acolchar tu caída. Simplemente lo dice porque sí. Y tu primera reseña la lees con miedo y ansia, todo a la vez.
Después van pasando los días y los comentarios chispean aquí y allá, como las primeras gotas de un ligero chaparrón. Tu estómago comienza a serenarse y poco a poco estableces una precaria red de seguridad.
Vendrán más, sin duda, y los habrá buenos y malos.

No queda más remedio que hacerse a la idea.

Mientras tanto los días de verano van pasando y tras ese torbellino inicial no queda otra que seguir adelante. Toca corregir.

Otra vez. 
:) 


Comentarios

  1. Quien diga que el "que dirán" no le afecta es que no tiene corazón, y sin corazón no se puede escribir :P Así que toca sufrir y corregir!!! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué razón tienes Marisa.
      No veo el momento de ponerme a ello. Cada vez invento excusas mejores pero... hay que hacerlo.
      Besos!

      Eliminar
  2. A todos nos afecta, nena. Incluso a los que aún no hemos publicado, salvo algún relato en antologías, y se lo cedemos a esos lectores amigos. Estamos que nos tiramos de los pelos hasta que nos envían el email de vuelta con su opinión y corrección.

    Así que tranquila. Y después de leerte, corazón...Te digo que estés más tranquila, aún!! xD
    Porque aunque algunos digan que es más de lo mismo, o que se han aburrido al leer (sí, leí esa opinión de Amazon, y no estoy de acuerdo), escribes de forma ágil, sencilla, directa, divertida y romántica. Así que....

    Disfruta del camino y sigue corrigiendo la nueva y segunda parte...

    Queremos a Olivier! Queremos a Olivier!!!

    Uoooooo!!!

    Muaksssss!! Un abrazo enorme!!!

    Beka.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beka, Beka...
      No puedes imaginar lo que empujan tus palabritas porque los últimos comentarios no han sido todo lo buenos que me hubiera gustado y estoy un poco desanimada. Es cierto que sé lo que tengo entre manos, y el hecho de que digan que el tema está manido es algo evidente porque historias de vampiros hay a porrillo y no solo en este, ser original en cualquier género es muy complicado. En fin... me hubiera gustado poder darle mis razones de porque dejan Santiago para ir a Londres dejando el lado el "territorio nacional" pero bueno... es lo que hay, tienen todo el derecho a dar su punto de vista pero te quedas con el mal sabor de boca de un comentario negativo por algo que es muy particular de cada uno. Al menos coinciden en que se puede leer, ya es algo.
      Por eso te agradezco tus ánimos y desde ya te nombro fan number one! jajaja
      También es verdad que creo que lo mejor está por llegar. La historia de Markus y Sara es la más sencilla por ser la primera, pero he ido aprendiendo y espero haber mejorado.
      Muchas gracias por todo y mil besos.

      Eliminar

Publicar un comentario