Nunca soñé con escribir.....

Hay personas que a muy temprana edad ya saben que quieren dedicarse a escribir y hacen sus pinitos escribiendo cuentos o relatos cortos.

Yo nunca tuve esa necesidad.
Nunca.

Eso si, leía a todas horas.

Aún recuerdo las broncas de mi madre cuando se despertaba de madrugada y veía luz por debajo de mi puerta. La de veces que me pilló con el libro entre manos.

Qué tiempos....

Después, ya más de adolescente, sólo leía en verano, pues el colegio y los estudios llenaban la mayor parte del día a día y en invierno me limitaba a los libros que nos imponían en determinadas asignaturas. No sin protestar, como buen estudiante, de los títulos escogidos, por supuesto.

A lo largo de mi vida, he tenido épocas en las que le he dedicado más o menos tiempo a la lectura, pero nunca he abandonado del todo esta afición. En cuando a géneros, las temáticas han sido variadas, aunque siempre, por inercia, escojo libros que me hagan soñar y evadirme de lo que me rodea, pues para el resto... ya tengo la vida real. 

Siempre leía en papel.
Recuerdo los trapicheos con dos amigas prestándonos libros a todas horas. Parecía que nos dedicábamos al contrabando.

Libros y más libros.

Y cuando empecé a pensar que necesitaría una ampliación en casa para alojarlos a todos...llegaron las ediciones digitales. Que alivio.

No ha sido hasta hace cuatro o cinco años, que me enganché a la novela Romántica y dentro de ese género he leído de todo. Libros viejos, nuevos, de histórica, de autoras consagradas, de otras no tanto, paranormal, contemporánea, etc... y un buen día.... pues decidí que yo también podía hacerlo y me embarqué en esta aventura que no se a donde me lleva pero en la que estoy dispuesta a llegar hasta el final.

Nunca soñé con escribir....
Pero concluí mi primera novela, que aún no ha visto la luz (estoy en ello) y de la que os contaré más detalles en este blog.


Y ahora, en el presente, escribir se ha convertido en una necesidad, en un vicio, al que no estoy dispuesta a renunciar.



Comentarios